¡Hasta que la muerte nos separe!

El día de ayer fue hallado un cadáver a cuatro o cinco cho del camino del apeadero de Yamishina. El cadáver fue encontrado por un leñador, el cual declaró que junto a este no encontró ningún tipo de arma, tan solo una cuerda y un peine. Una mujer hallada en el templo de Kiyomizu, confesó ser la esposa del difunto y también la autora de aquel crimen. Declaró haber sido violada por un hombre de kimono azul, que posteriormente fue identificado como Tajomaru, un conocido ladrón. Ella dijo que el motivo de aquel asesinato fue la vergüenza que sintió ante su marido, y debido a aquello decidió matarlo con un puñal en su pecho.

María Esther Chavez y Sisa Romero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s