La Realidad Virtual se toma las aulas

La realidad virtual (VR), es la última innovación tecnológica que está causando furor dentro del mundo audiovisual. Con una gama de lentes con estas características que pueden variar de marca y precio, la experiencia de adentrarse en un mundo virtual está al acceso de todos.

Pero ésta no es una idea nueva, y tal como nos lo recuerda el portal web español especializado en tecnología y robótica “MediaTrends”, la historia de dichos artefactos estuvo en el foco de atención de las empresas durante varios años atrás. El primer acercamiento a la realidad virtual a través de un casco fue la empresa “Nintendo”, con el lanzamiento del “Sega VR” o también llamado Virtual Boy.

Desde ese primer empujón, la realidad virtual fue tomando forma y con la tecnología avanzando a diario, cada vez estaba más cerca. Las Oculus Rift, proyecto emprendido por el joven Palmer Luckey nos daban el prototipo con el avance más grande en el tema de gafas de realidad virtual, el proyecto tuvo tanto éxito que Facebook terminó comprando Oculus por 2.000 millones de dólares. En el 2016 ya vemos los resultados con una producción de videos y gafas de realidad virtual en 360°.

Ahora con la tecnología de VR en su total esplendor, se la ha empezado a utilizar en una gran cantidad de escenarios, intentando recrear las más interesantes situaciones, lugares e historias, y es en la educación científica en el sector que más se lo intentará aprovechar.

Con la implementación de esta nueva tecnología en las aulas, se busca que las siguientes generaciones de estudiantes científicos puedan desarrollar mejor sus proyectos y sus investigaciones. Todo esto será posible a través de la simulación de laboratorios virtuales, en los cuales los estudiantes puedan hacer experimentos tal y como seria en la vida real.

De esta manera las universidades podrán ahorrar miles de dólares, dejando que los estudiantes realicen sus experimentos e investigaciones en estos laboratorios virtuales y ya no en los reales; otro punto a favor de esto también seria que los estudiantes puedan aprender varias cosas que en los laboratorios reales no podrían, por ser consideradas peligrosas, como el desarrollo de alguna bacteria o virus.

Después de el uso de esta nueva manera de enseñar, se hizo una prueba con los estudiantes que habían usado este nuevo método, y los resultados fueron positivos; la eficacia del impacto en la enseñanza aumentó en un 76% frente al antiguo método.

Timothy Suarez, Alan Cox

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s