Las matemáticas de Lenín

maxresdefault
Imagen tomada de Google Images

El candidato Lenín Moreno sufrió un “tropezón” en su camino a la presidencia del Ecuador. Una equivocación matemática, mientras daba una entrevista en la cadena Ecuavisa, le costó una cantidad de risas y memes que se viralizaron en las redes sociales. La incómoda situación surgió en el marco de la campaña electoral, mientras Moreno era entrevistado por la periodista Estéfani Espín.

El exvicepresidente acusó de demagogia a uno de los candidatos opositores por haber ofrecido la creación de un millón de empleos, proposición que cumpliría en los cuatro años del período presidencial, en el caso de ganar las elecciones. Este candidato es Guillermo Lasso. Moreno expresó que la propuesta del millón empleos de su contrincante es la de alguien “que sabe que va a perder”, y, en cambio, ofreció crear 250 mil empleos por año.

Después de esta declaración, Lenín intentó establecer algunas pautas sobre cómo cumplirá su promesa -aunque numéricamente es igual a la de Lasso-. Estas explicaciones pasaron a un segundo plano: la avalancha de burlas no se hizo esperar, a través de videos, tuits y publicaciones en redes sociales. En Twitter se difundió el hashtag #LeninStyle en el cual predominó el humor y también algunos intercambios no tan amistosos con seguidores del oficialismo.

15994739_1247696325323043_3638375908535177524_o
Imagen tomada del Facebook de Crudo Ecuador

 

Tampoco demoró la respuesta de Guillermo Lasso, quien en tono sarcástico se refirió al traspié del representante de Alianza País.

Hasta el momento, Lenín Moreno no se ha pronunciado al respecto.

Por: Sylvia Gómez Bowen

Anuncios

Noticias en Pomasqui para el 2017

LIGA ANUNCIA A GUSTAVO MUNÚA COMO NUEVO ESTRATEGA

Con este cuerpo técnico, vuelve el preparador físico Alejandro Valenzuela

41Gustavo Adolfo Munúa Vera, nacido en Montevideo, será el estratega albo para el 2017. (Foto tomada de: http://www.gustavomunua.com.uy)

 

Las noticias de un nuevo técnico se viven como un nuevo comienzo. El nombre anunciado en Liga es el de Gustavo Munúa, uruguayo, de 38 años. Hace poco colgó sus guantes de arquero con el Nacional y debutó como DT en ese mismo equipo, con resultados interesantes.

El aviso oficial, dado en las canchas de Pomasqui, cambió la cara de muchos hinchas, dirigentes y equipo. Gustavo Munúa envió un mensaje categórico desde Uruguay: “Llegamos con objetivos claros: uno ser campeones y que ustedes, los hinchas, se sientan identificados con lo que ven en el campo“.

Munúa es conocido por su empuje, carácter aguerrido y, en ocasiones, vehemente. El dirigente Esteban Paz espera que transmita fuerza al equipo. “Estoy seguro que (Munúa) logrará traspasar sus ganas de vencer a los jugadores”, contó Paz.

Otra novedad en la contratación de Munúa es el retorno del “profe”, Alejandro Valenzuela como preparador físico, un personaje muy querido de la época de Daniel Fossati.

Así, la U vira la página y comienza un nuevo ciclo.

 

 

El Consejo Metropolitano de Quito galardona a Santiago Páez 

PREMIO PARA RETRATOS DE DIOS  

La novela ganó el Darío Guevara Mayorga del 2016 en la categoría juvenil 

¿Hay tiempo para otra canción?, pregunta Edith, una vieja mendiga vendedora de drogas a la expolicía Dolores Ayoví. Entonces Edith entona un Non rien de rien, antes de echar a correr para escapar de la redada. Esta es una de las escenas de Retratos de Dios del escritor ecuatoriano Santiago Páez, novela ganadora del premio Darío Guevara Mayorga en la categoría de novela juvenil, este pasado 22 de noviembre de 2016.

Retratos de Dios es una historia de detectives, ladrones y de un secuestro, a partir del cual se confiesa un mundo en el que los prejuicios, la prostitución, las drogas y la mendicidad se enmarañan con la corrupción de un sistema judicial podrido. La obra de Santiago Páez nació del piloto de un guion para televisión de 45 o 50 minutos que no llegó a materializarse. La obra fue publicada por el sello Loqueleo de la editorial Santillana. Lo siguiente fue el premio, que consistió en una estatuilla y 1500 dólares. “Es un premio que buscan las editoriales. Yo  mandé la novela a la editorial y ellos la enviaron al concurso”, explica Páez.

En los ojos del autor

Retratos de Dios fue escrita para adultos, sin indulgencias, es lo que piensa Santiago Páez y lo afirma sin temor a equivocarse. En ese sentido, presenta una obra honesta y al mismo tiempo fresca. Páez explica que la creación de los personajes y sus entornos fue amplia. La estructura de la novela tiene la misma disposición básica de un guion, con una presentación de personajes, conflicto y desenlace. Páez es autocrítico y asegura que en el momento de su propia relectura se vio obligado a hacer cambios. “Antes de presentarla a la editorial, me di cuenta de que, como salía de un guion, era muy lineal y que sí le hacían falta unos componentes que eran de densidad y no de movimiento. Puse algunas escenas que no tenían un propósito en la línea narrativa, sino que eran necesarias para expandir o detener el ritmo y presentar mejor a los personajes”. Esto provocó que el texto aumente en un 30% y pase de una primera versión de 110 páginas a la definitiva de 159. Pero, más allá de los aspectos materiales, Páez es contundente y crítico sobre su propia creación. “Esta novela, desde mi perspectiva, es una novela de entretenimiento. No es Literatura, Literatura es otra cosa”, sentencia el escritor, que cuenta con una amplia trayectoria literaria.

Los premios

El significado de los premios varía de mirada en mirada. “Siempre es bueno sentir que valoran el trabajo de uno. Es algo que, por la historia de la novela, no me producía ninguna expectativa”, observa Santiago Páez. Para Orlando Pérez, director del diario El Telégrafo, en Ecuador los premios tienen poca resonancia, excepto en casos contados en los que la obra supera al premio y a sus organizadores. “El premio entregado por el municipio de Quito no se sostiene como una institución reconocida, porque está al vaivén de los alcaldes y sus jurados, que nunca se sabe quienes son. Sé que (Páez) como autor es uno de los mejores y más entregados al trabajo literario como un asunto de vida y quizá por esa razón valga la pena el premio, pero desde la institución que lo entrega me quedan dudas”, analiza Pérez. La perspectiva de Páez, con respecto al reconocimiento se basa en el contenido de su obra: “Gané porque era una novela, en un principio, pensada para adultos, entonces no tiene ningún tipo de condescendencia. Supongo que los jueces del premio captaron que ese era el asunto”.

Historia y aristas

Juan Pablo Castro, ganador del premio Joaquín Gallegos Lara 2016, en un estudio introductorio de Retratos de Dios, reconoce a la puesta en escena es uno de los puntos más altos. El escritor enumera en la obra de Páez ciertos espacios como los departamentos de los detectives, hoteles donde viven prostitutas, las calles del centro histórico, que permiten al lector visualizar de manera directa el espacio de Quito, “como si fuese visto desde la pantalla en una sala de cine”. Así, la palabra adquiere un color que va más allá de la obviedad. Castro asegura que la escritura de Páez es barroca popular. Temas como la religión, la violencia social, la intolerancia, el racismo y el amor despiertan la duda en el lector.

Retratos de Dios es una novela que muestra una sonoridad inminente en sus personajes. La naturalidad de su lenguaje es un elemento clave del ritmo, ya que hace uso de la significación para dar un sentido a lo escrito. “Santiago Páez logra conjugar estos elementos con la solvencia de un escritor que ha ingresado ya desde hace tiempo al laberinto de la palabra”, argumenta Juan Pablo Castro.

Orlando Pérez destaca el gran conocimiento que Santiago Páez tiene sobre el género policial, afirma que lo maneja con las herramientas propias de su índole y lo ha desarrollado con relativo éxito. “Los puntos negativos serían que su obra se sostiene y encamina con modelos de la novela tradicional tanto en ciencia ficción como policíaca. Desde ahí ha hecho un enorme esfuerzo por aterrizarla en los aspectos nacionales, sin con eso decir que haya trascendido”, manifiesta Pérez.

Por otro lado, Mauricio Montenegro, corrector del libro desde Santillana, brinda un sentido diferente en la construcción de la novela: los diálogos. Explica como estos consolidan la narrativa mediante la interacción de personajes. “Desde un inicio, la novela engancha al lector con un prefacio intrigante. Los capítulos mantienen una intensidad narrativa adecuada y un buen ritmo, que se mantiene con el uso de diálogos bien estructurados. A pesar de que se trata de una obra corta, los personajes de Baumann, Ayoví, Centeno y Giovanny están construidos de una manera sólida”, asegura Montenegro, quien advierte una posibilidad planteada por Páez para una segunda parte.

Sobre la posibilidad de la secuela de Retratos de Dios, su autor considera que, a pesar de que la estructura da para una continuación, el mercado no se presta, no resiste. No obstante, los lectores que siguen a Santiago Páez con certeza discrepan y esperan que nuevas aventuras de Baumann y Ayoví se materialicen en las letras de su autor.

 

Por: Daniela Yanzza, Amanda Pérez Torres y Sylvia Gómez Bowen

Actualidad

La marihuana sigue causando revuelo en nuestro país

CRIMINALIZAR O LEGALIZAR, EL ETERNO DILEMA

Los debates no cesan, pero las decisiones no solucionan problemas mayores

Cuando se habla de marihuana, los verbos legalizar y criminalizar parecen no encontrar un punto real de conciliación entre las distintas posturas. “No creo que (la marihuana) sea más peligrosa que el alcohol”, dijo Barack Obama en el año 2014. Esta afirmación tampoco modificó en nada la posición ambigua y lejana que el presidente saliente de la nación más poderosa del mundo ha tenido frente a la legalización del cannabis. Tomar cartas en el asunto no es un asunto menor: Estados Unidos ocupa el tercer lugar en el índice de consumo de cáñamo índico sobre el planeta.

En el Ecuador, el debate tiene tintes parecidos. La mayoría de discusiones a favor y en contra se centran en opiniones personales polarizadas. Las decisiones de los actores determinantes han renunciado a la legalización, por considerar suficiente la despenalización de ciertas dosis, conquista alcanzada por la mayoría parlamentaria en el 2013. Dos años después, el presidente Rafael Correa expresó que la regularización de drogas no es un tema prioritario. La Ley de Prevención de Drogas fue publicada en el Registro Oficial en el 2015. El cuerpo legal se centra en la prevención y control: no elimina la criminalización, tampoco legaliza usos ni profundiza en la problemática del consumo inseguro; establece la creación de varias entidades públicas de fiscalización y ratifica a la marihuana en el listado de sustancias estupefacientes controlables. En este contexto, el debate se sumerge en los mares un eterno dilema: ¿es ecuánime la criminalización por consumo? ¿La despenalización funciona para eliminar los peligros del uso inseguro por adulteración?

Distintas posturas

Para la psicóloga Mónica Torres, rectora de Montebello Academy, no es la ley quien determina si consumir marihuana es bueno o malo. Torres es contraria a su uso, pero cree que la educación es la responsable de detenerlo. “Deberíamos promover que la gente tenga una percepción tan alta sobre sí misma que aprenda a autoregularse sin la necesidad de agentes externos. La ley no ayuda a este propósito, sino cómo se educa el ser humano”.

El terapista de adicciones y candidato a asambleísta por el partido AVANZA, Ithel Idrovo considera que consumir marihuana es negativo, por lo cual el estado debe actuar con control; asegura que la rehabilitación es el único camino posible frente al consumo. “Un centro de rehabilitación es una cárcel menos. Estas instituciones son bendecidas por Dios”. Opuesto a Idrovo está Juan Fernando Carpio, economista y profesor de la Universidad San Francisco de Quito. “La alternativa prioritaria debería ser que el estado no haga asunto suyo e intervenga en los asuntos privados de la gente. La legalización es la segunda mejor opción porque al menos no vuelve  violenta o agresiva a la relación de la gente frente al cannabis”. Carpio considera que la despenalización no solo reduciría la violencia. “Puede sonar raro pero despenalizar generaría la aparición de marcas y podría garantizar el control de calidad, así se evitaría que la gente sufra sobredosis o adulteraciones de la sustancia, asimismo se regularían edades mínimas de consumo”. En este mismo sentido, el empresario financiero Diego Borja asegura que la legalización de la marihuana solamente vendría a regular un mercado que ya existe y está en constante crecimiento. “El momento en hay una clasificación uno sabe lo que está comprando y cuánto contenido de THC o CBD quiere. La seguridad sanitaria se garantiza así”.

El debate en nuestro país continúa de forma particular, mientras los cabos en la tela de la ley siguen sueltos y enredándose.

¿Ficción o realidad mixta?

Un casco gigantesco simulaba un mundo digital en los años setenta, hoy podemos adentrarnos en ese mundo desde nuestra propia realidad. Estamos en el futuro. La realidad virtual (RV) es un método de fotografía que crea imágenes ficticias en tres dimensiones: alto, ancho, largo. Con la RV podemos observar un lugar en 360 grados, elegir el ángulo adecuado en el cual situarnos, además de generar un aprendizaje ilimitado. Su inventor fue Ivan Sutherland, un programador informático estadounidense.

El avance de la RV hace posible que se intensifique lo que vemos, tocamos, y sentimos. Sin embargo, existe otro elemento que acompaña a este dispositivo en su proceso de desarrollo: la realidad aumentada (RA). La RA está compuesta por unidades existentes y virtuales, de manera que se crea una realidad mixta en nuestro mundo físico. Estas dos alternativas son muy útiles en el campo educativo, sea en sus aspectos científico, artístico, cultural, económico, entre otros, aun cuando su metodología sea distinta.

En el caso de la realidad virtual, por ejemplo, los estudiantes pueden realizar experimentos en el campo de las investigaciones de enfermedades como el cáncer. Esto sucede por medio de un simulador de laboratorio llamado LABSTER. Para Michael Bodekaer, innovador de empresas tecnológicas y creador de LABSTER, la realidad virtual cambiará la fórmula de enseñanza, especialmente en la nueva generación de jóvenes científicos, pues el conocimiento se siente más cercano y real. Avances como este son posibles gracias a empresas como Oculus VR, la cual desarrolla tecnología en realidad virtual. Muchas marcas influyentes, que también están relacionadas con el campo educativo, apuestan por la realidad aumentada; entre ellas, la gigante Apple.

Microsoft ha optado por la realidad aumentada a través de los HoloLens, unas gafas que facultan a los estudiantes de medicina a estudiar el cuerpo humano por medio de hologramas, con los que también pueden interactuar. “Con los HoloLens puedes imaginar tener una clase de anatomía con una interacción completamente natural, asegurándote de que tus alumnos puedan ser los mejores profesionales porque su trabajo a futuro es lo que hará al mundo un lugar mejor”, argumenta Mark Griswold, profesor de Radiología en Case Western Reserve University.

Es un hecho que la educación está progresando rápidamente, tanto de manera individual como en la realidad virtual o colectiva, como en la realidad aumentada, y eso no es una ficción.

Daniela Yanzza y Sylvia Gómez Bowen